lunes, 31 de diciembre de 2012

2013


Para el año nuevo no puedo desear otra cosa que energía, voluntad, fuerza, confianza, salud y agallas. Las cosas no se mueven si tu no las empujas; la suerte no se encuentra, si uno no la busca; las cosas que terminamos por apreciar son las que hemos conseguido por nosotros mismos, las que nos han requerido esfuerzo. Alguien me dijo "Sin esfuerzo, no hay recompensa; a mayor sea el esfuerzo, mayor será la recompensa" y tenía toda la razón. Somos impacientes y estamos acostumbrados a pedir y que se nos conceda, pero a veces las cosas llevan tiempo. Por eso invito a mis seres queridos y a quien quiera que me lea a que se esfuerce por vivir, a que busque la suerte, a que ponga confianza y voluntad en todo aquello que ame y quiera alcanzar, porque la determinación y la perseverancia son las armas más poderosas que alguien puede poseer ¡Espero que hayáis tenido un gran 2012 y tengáis un mejor 2013!

No hay comentarios:

Publicar un comentario