jueves, 12 de mayo de 2011

Carrera Sin Meta


Comienzo a darme cuenta de que al menos para mi la vida no es más que una carrera en la que nunca llegaré a alcanzar la meta, no porque no cumpla mis propósitos sino porque cuando logro algo me dispongo mil nuevos objetivos y la presión que me provoca alcanzarlos no me permite disfrutar de todo aquello que he alcanzado mediante esfuerzo. Ese es uno de mis defectos, no premiarme y no saber disfrutar de mis pequeños logros.

Por ejemplo, terminé de escribir "El Diario Indiscreto de Lea" y descubrí que probablemente lo podría publicar en 2012 pero en vez de regodearme en mi "éxito" no dejaba de pensar en que debía pasar a limpio "Montes Trias" cuanto antes y darle más bombo al logo de SthingStimes.

Puede que simplemente sea demasiado exigente conmigo misma, o lo que sería peor, que no valoro mis propios logros. Supongo que sólo tengo que darme tiempo para pensar, reflexionar y buscar cuál es el verdadero error o fallo en todo esto. Pudiera ser que mis metas no sean las adecuadas o alomejor no es más que el incansable espiritu de la humanidad por superarse el que no me permite parar ni un sólo instante y me empuja a mejorar cada día o intentarlo al menos.

Si realmente la vida es eso, una carrera sin meta final, realmente es interesante vivir y sólo me faltaría aprender a disfrutar de mis logros.

Un saludo bloggeros. :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario